¿Queremos que cambie?

Llegó un nuevo 8M y si bien las cifras en equidad de género salarial y de oportunidades se han estado moviendo, el último estudio Deloitte, señala que en Chile se alcanzaría el año 2065 la paridad en los directorios. ¡El año 2065!

¿Por qué? ¿Qué es aquello que nos cuesta tanto hacer y dejar de hacer para que esto cambie en los próximos 5…10 años).


Muchas y muchos responderán que es la cultura y que no es fácil cambiarla de un día para el otro.


¿Cuánto nos costó adaptarnos a la cultura de no fumar en lugares cerrados? impensable era hace 9 años ir a una discoteque o bar y no hacerlo, ¿Fue sólo la ley? ¿O hubo también una disposición a cumplirla, una condena social a quienes lo hacían, campañas publicitarias y demases? ¿Cuánto nos costó adoptar la era digital como si hubiésemos nacido con el celular en la palma de la mano?

Esto no tiene que ver sólo con que cuesta adaptarse a una nueva cultura, esto tiene que ver con ganas de cambiar, con dejar los egos de lado y pensar en nuestro futuro.


Es importante tomar en cuenta el beneficio que significa para Chile que las mujeres nos desempeñemos en todas las áreas profesionales, técnicas, en política, en la academia, minería, construcción, deporte, religión y en todos los niveles jerárquicos desde el puesto más simple, hasta los sillones de poder donde se sientan a tomar decisiones.


Todos los indicadores de los más importes estudios del mundo y de Chile (McKinsey, Deloitte, Banco Interamericano de Desarrollo, IMAD, entre otros) señalan que la participación femenina tiene incidencia sobre una mayor rentabilidad, mejor salud financiera, mejor ambiente laboral, mejores relaciones inter-empresa y podríamos seguir enumerando.


Y esto no se trata para nada de pelear con los hombres ni dejar de reconocerles los tremendos avances que han logrado.

Esto se trata justamente de abrir el espacio para que podamos entrar al juego a apoyar con nuestras capacidades en esta época global tan complicada y sin respuestas obvias.


Tenemos poderes maravillosos y una sabiduría ancestral, una mirada diferente para observar desde más perspectivas las problemáticas, somos cuidadosas y por sobre todo queremos lo mejor para los nuestros y vamos a hacer lo que esté a nuestro alcance para darles un buen mundo donde vivir.


¿Estás dispuesta y dispuesto ha logra la equidad de género? ¿Qué vas a hacer desde hoy?

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo