• ÁUREA

¿Estamos preparados para el cambio?


Seguro has escuchado que el secreto del éxito en cualquier campo se encuentra en ser constante y persistente; en no rendirse jamás y continuar a pesar de las dificultades; pero ¿y si el secreto del éxito se encontrara en hacer precisamente todo lo contrario?


Analicémoslo mediante un ejemplo. Quieres alcanzar determinado objetivo del cual te separa una pared, situación en la que tienes 2 opciones:

  1. Seguir intentándolo hasta el cansancio, derrochando tiempo, esfuerzo y talento.

  2. Dejarlo, y usar esa energía en alcanzar otras metas.


De seguro lo hubieses intentado una y otra vez, en pos de alcanzar la meta que te has propuesto y que te definiría como un triunfador; pero ¿y si nunca lo logras?


Decía Henry Ford que “el fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia” ¿Sabías que con esa frase podríamos resumir la historia de Jack Ma? El fue rechazado en 30 trabajos antes de fundar Alibaba Group y convertirse en uno de los hombres más exitosos del mundo.


¿Lo hubiese logrado si se hubiera empecinado mantener sobre un punto de liquidez a China Pages (su primer emprendimiento, el cual fracasó) o de no conformarse con ser el único de los 24 aspirantes que no contrató KFC o hubiera intentado entrar a Harvard por onceava vez?


Lo llamativo en esta historia de vida es la actitud ante la hora de asumir la necesidad de implementar nuevos cambios.


Y es que, para algunos, el simple hecho de tener un rendimiento superior al promedio es la fórmula del éxito y otros se escudan en características como el carisma, sensibilidad, seguridad en sí mismos, capacidad de motivación, entre otras virtudes.


¡Seamos honestos! Las características descritas anteriormente y combinadas en conjunto proveen de confianza y hacen posible encaminarte por el sendero que conduce a la consecución de tus objetivos. Sin embargo, la motivación comprende el motor impulsor de la mejora continua, tal y como lo demostró Jack Ma, quien comprobó que el éxito es una alternativa de cambio que exige mejorar constantemente.


Adaptación al cambio


Cuando analizamos estos escenarios, podrás notar que el principio de la teoría de Selección Natural de Charles Darwin se ajusta como anillo al dedo a este escenario si consideramos la premisa de que “solo sobrevive el que evoluciona”.


Las claves para una buena adaptación al cambio se basan en el reconocimiento que el entorno está cambiando, estar al tanto del nuevo escenario, actuar en concordancia a esos cambios y ser flexible.


Cada uno de nosotros reacciona de manera diferente a lo desconocido: ansiedad, felicidad, miedo, amenaza, hostilidad, aceptación, resistencia, incredulidad y prueba; son algunas de las reacciones expresadas ante estas situaciones.


Una posible conclusión es que, más que una idea o una experiencia de iluminación, se trata de la construcción de capacidades concretas mezcladas con éxitos y fracasos. Las tecnologías exponenciales están acelerando el cambio y no se trata de algo optativo, sino un imperativo. Quien no lo asuma así en los próximos cinco años, probablemente quede fuera del negocio.


Tiempo de evolucionar


Si reflexionamos que los cambios en el entorno y las necesidades del consumidor -que va evolucionando constantemente- ponen sobre nosotros expectativas cada vez más altas y sus requerimientos suelen ser muy distintos de lo que se mostraban años o meses atrás, deberíamos estar en constante proceso de transformación y cambio; pues, la estaticidad y falta de innovación solo generan clientes insatisfechos y decremento en las ventas.


A esto se suma otras tantas consecuencias negativas como la desmotivación, al percatarnos de una baja en el rendimiento y, como resultado de ello; los niveles de competitividad decaen de manera importante, según lo indican versados como Phil Yim, experto en innovación y Kurt Lewin, pionero de la psicología experimental, organizacional, de la personalidad y aplicada.


Es por ello que debemos evolucionar y la mejor forma de hacerlo es abrirnos a un cambio que nos otorgue mayores y mejores capacidades.


Considera que, en estos tiempos pensar fuera de lo habitual, hacer uso de las nuevas tecnologías, mantener las relaciones de colaboración, la capacitación constante y de forma independiente, ser resolutivo, crear redes de contacto; pueden ser destrezas que te encaminen al éxito.


Aunque no existe ninguna fórmula mágica, sí que constan algunas habilidades que te permitirán transformar tu actitud ante el cambio.


Es así como te recomendamos evolucionar






54 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

LATAM

© 2021 ÁUREA

  • LinkedIn - círculo blanco
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle
logo aurea-02.png